Saltar al contenido

Cómo saber si soy eyaculador precoz

Si no estás seguro si sufres o no de eyaculación precoz, despejaré todas tus dudas para que sepas si tus tiempos de duración son normales. Veremos paso a paso todos los puntos que podrían hacerte sospechar, así como diferentes técnicas para que puedas mejorar tu aguante sin eyacular.

como saber si soy eyaculador precoz

Cómo saber si tienes eyaculación precoz?

Debes saber que es un tema muy subjetivo. Esto principalmente se mide en función del grado de satisfacción que tiene tu pareja cuando hace el amor contigo.

Por otro lado, existen ciertos estándares médicos que se miden en función de “grados”, siendo el grado más leve cuando tu tiempo de duranción ronda los 5 minutos o menos, y el más grave que está asociado a problemas físicos y psicólogicos, donde el nivel de sensibilidad en el glande es extremo.

 Si quieres saber cómo curé mi eyaculación precoz, mira lo siguiente: 

cta maestro del orgasmo

No obstante, no debes preocuparte, existe solución para todo, y desde aquí te ayudaré a solucionarlo si efectivamente sufres de este problema. Pero antes, veamos 3 maneras de determinar si eres precoz.

1. Mide tu tiempo

La forma más sencilla de saber si eres eyaculador precoz es medir el tiempo que tardas desde empezar el acto sexual hasta eyacular.

Si tardar más de 15 minutos estás dentro del ejemplar masculino promedio. Significa que tienes muchas probabilidades de que tu pareja este satisfecha contigo.

Si tardas entre 10 a 15 minutos estás acabando muy rápido. Puede que esos 5 minutos de diferencia no te parezcan mucho, pero sí que cuentan para que una mujer pueda llegar al clímax.

Si tardas entre 5 a 10 minutos eres un eyaculador precoz, estás por debajo del promedio. Con seguridad no logras provocar un orgasmo en tu pareja y debes de empezar un tratamiento para prolongar tu duración en la cama.

Si tardas menos de 5 minutos tienes un cuadro de eyaculación precoz severo. Probablemente eyaculas poco después de la penetración o incluso en el juego previo.

En todo caso, una dificultad que tendrás para saber en cuál de todos los cuadros encajas, es medir el tiempo. Tener un cronómetro al lado de la cama no es una opción. Así que te voy a mostrar cómo hacerlo tu solo desde casa.

2. Haz la prueba masturbándote

Esta es una de las maneras más sencillas para saber cuánto aguantas en la cama.

No se trata de masturbarte como normalmente lo harías, debes simular el mismo grado de excitación que en una relación sexual “real”. Y también el grado de fricción de tu mano debe ser aproximado al que sientes penetrando una vagina.

Lo que necesitas es un lubricante para reducir la fricción. Es importante que el lubricante sea adecuado para que no te irrites la piel. Si no tienes uno puedes echar mano de aceite de coco o de oliva.

Por otro lado, piensa en alguna fantasía que te cause excitación, en la chica que te gusta o mira algún video que te ponga caliente. La idea es que logres el mismo grado de excitación que cuando estás con tu pareja.

En este punto sí que debes poner un cronómetro para controlar el tiempo que demoras en acabar.

Empieza a masturbarte, siempre recordando que debes sentirte lo más similar a cuando tienes sexo, tanto en la fricción en tu pene, como en tu nivel de calentura.

Una vez que acabes toma el tiempo y ve a los rangos que están más arriba para ver si eres precoz o no.

3. Pregúntale a tu pareja

Es evidente que esto solo es apto para las parejas que han logrado cierto grado de confianza. Pero aún así debes saber decirlo, las mujeres son buenas con eufemismos para hacerte sentir bien.

No le preguntes si cree que eres precoz directamente. En vez de eso puedes sondear primero sus expresiones luego de las sesiones de sexo.

Es tan fácil darse cuenta cuando una mujer no quedó satisfecha que lo notarás enseguida en su rostro. Pero si no te queda claro, puedes sondearlo con preguntas.

Pregúntale a modo de curiosidad cuánto cree que sea lo máximo que una pareja ha aguantado teniendo sexo. Luego de unos cuantos intercambios de opiniones pregúntale si a ella le gustaría que sus sesiones de sexo sean más largas.

Su respuesta te dejará claro si estás haciendo un buen trabajo. En todo caso, si ves que a ella le falta tiempo, tu puedes alargar tu tiempo de duración con algunas sencillas técnicas.

Cómo mejorar mis tiempos de duración en la cama?

Con la experiencia he ido descubriendo lo que funciona y lo que no para durar más tiempo en la cama. A continuación, te muestro 3 trucos para salir del apuro y ganar varios minutos más de sexo con tu pareja.

Sin embargo, para tener una solución permanente es imprescindible una buena alimentación. Para eso te recomiendo esta recopilación de los mejores 10 alimentos para durar más en la cama.

Ahora sí, te dejo mis 3 trucos para ganar unos minutos extra:

  1. Aprieta el glande. Esta técnica es bastante conocida, consiste en apretar la cabeza del pene cuando sientas que te acercas al clímax. Solo tienes que decirle que cambie de posición, y mientras lo hace, presiona tu glande con los dedos índice y pulgar (formando una O). Eso hará que se vacíe la sangre y los terminales nerviosos pierdan un poco la sensibilidad. Así ganarás varios minutos más de sexo, pero debes tener cuidado de no hacerlo muy tarde porque si no es probable que en lugar de ayudarte, termines eyaculando.
  2. Mastúrbate antes del encuentro. Como habrás notado, la segunda eyaculación demora mucho más que la primera. Por lo que, si te masturbas y eyaculas una hora antes de tu encuentro, podrás durar mucho más de lo que normalmente lo harías. Como desventaja, no te recomiendo esta técnica si tienes problemas de erección.
  3. Alarga el juego previo. Los verdaderos expertos saben que el quid para hacer explotar a una mujer de placer está en como la prepares antes de penetrarla. Por lo tanto, no te desesperes en quitarle la ropa y penetrar de buenas a primeras. De hecho, eso es algo que no les gusta a ellas. Besa y acaricia sus zonas erógenas, cuello, espalda, vientre y senos. Dale sexo oral, usa tus dedos en su vagina, y cuando este descontrolada, penétrala. Lo más probable es que ella acabe primero y luego de eso tú puedes hacerlo cuando quieras.

Esos 3 sencillos tips te permitirán aguantar la eyaculación por más tiempo y cumplir con tu tarea como hombre, darle placer a tu pareja.

También es importante que elijas bien tu alimentación, reduce la grasa y come alimentos ricos en antioxidantes. Realiza ejercicio cardiovascular al menos 3 veces por semana durante media hora. Estos pueden ser correr, montar en bicicleta, nadar, o realizar algún deporte que acelere los latidos de tu corazón.

Todo esto en conjunto es importante para que tu presión cardiovascular este saludable. Lo que se traduce en mejores erecciones y más rounds de sexo que tu pareja no olvidará.