Saltar al contenido

Cómo dejar de ser precoz?

Esta pregunta la recibo constantemente en mi buzón: cómo dejar de ser precoz?, y es que ser precoz es sinónimo de tener mayor duración manteniendo relaciones sexuales, estas dos cosas siempre irán juntas. Si eres un hombre que sufre de eyaculación precoz, estoy seguro de que alguna vez te has preguntado cómo dejar de serlo. Debes aprender a controlar tu orgasmo, de allí parte todo.

como dejar de ser precoz

El tiempo que debe durar una relación sexual varía de una pareja a otra, pero por regla normal, el acto debe llegar como mínimo de unos 15 a 20 minutos, presta mucha atención y pon en práctica estos 8 trucos que te voy a dar, después de ponerlos en práctica no te volverás a preguntar ¿Cómo aguantar más en la cama?

Para superar esta afección debes tener mucha paciencia y ser constante, es algo que se puede solucionar pero lleva tiempo y dedicación, no lo lograrás de un día para otro.

La eyaculación precoz se califica por grados, debes ubicar el grado en el que te encuentras y comenzar a trabajar en ella de inmediato. Mientras más rápido comiences, más rápido sanarás.

¿Qué hacer para no ser precoz?: 8 Trucos

Antes de empezar, debes saber que existen dos tipos de eyaculación prematura:

Eyaculación primaria: Este tipo aparece desde la adolescencia, cuando el varón aún no ha tenido su primera relación sexual con una mujer, y en la cual no ha sido capaz de controlar la eyaculación.

La asocian con la masturbación, cuando esta es realizada de forma incorrecta, ¿por qué de forma incorrecta? Porque el adolescente se encuentra apurado por miedo a ser descubierto ya sea por falta de privacidad o por poseer sentimientos de culpa. (A veces nos hacen creer que es malo)

Eyaculación secundaria: Es común en aquellos hombres que lograron controlarse durante un tiempo, pero que recayeron por cualquier motivo, está relacionada con la ansiedad, el estrés, falta de sexo regular o por no saber controlar su elevado grado de excitación.

Veamos cómo evitar la eyaculación precoz a través de los siguientes consejos:

1. Posición del misionero

Al estar arriba de tu pareja, no podrás controlar la eyaculación, ya que tendrás más libertad de movimiento, y tendrás tú el control, colócate debajo y lo controlarás mucho mejor, deja que sea ella quién tome el control de la situación,  trata de distraer tu atención jugando y besando con sus pechos, eso te hará desviar la atención de lo que está pasando en tus genitales.

Si quieres saber cómo logré curar mi eyaculación precoz, debes leer esto: Maestro del orgasmo. El libro me ayudó a durar más de media hora en la cama 🙂

2. Ejercicios de contención

Mastúrbate e intenta retardar lo más que puedas la expulsión del semen, cuando sientas que ya estás a punto de llegar al clímax (llamado punto de no retorno), detente, y empieza de nuevo. Esto te ayudará a no ser un eyaculador precoz. Trata de aguantar por lo menos 15 minutos, si no puedes, aguanta lo más que puedas y poco a poco mejora tu marca. Trázate metas.

3. Ejercita tu músculo pubococcígeo

Cuando orines, intenta detener el chorro de orina varias veces, esto te ayudará a fortalecer este músculo y evitará que eyacules. También puedes hacerlo en cualquier lugar, no necesariamente cuando orines, aunque es mejor ya que debes intentar parar el flujo de la orina y eso te indicara si lo estás haciendo bien.

Intenta flexionar este músculo tantas veces como puedas en el día, y practica con tu mano. Cuando sientas la necesidad de eyacular, presiona muy fuerte dicho músculo para detener la salida de semen. Si durante al menos 15 días practicas este ejercicio, verás como logras un control total.

4. Evita fumar

El cigarrillo es un hábito muy dañino para tus pulmones, pero también afecta la manera en la que te desenvuelves en la cama, procura dejar de fumar o minimiza el consumo, este hábito conlleva a disfunción eréctil y no querrás agregar un problema más al que ya tienes.

 Si quieres saber cómo curé mi eyaculación precoz, mira lo siguiente: 

cta maestro del orgasmo

5. Alcohol

El alcohol al igual que el cigarrillo afecta tu sexualidad, provoca impotencia, y hay casos en los que te relaja demasiado causando eyaculaciones involuntarias, evítalo en lo posible, no lo uses como una salida a tu problema, para nada te ayuda.

6. Drogas

Ya sean legales, o ilegales (cocaína, marihuana, crack) te causan problemas a la hora de tener relaciones, es por esto que debes evitar su consumo o disminuirlo lo más que puedas. Alteran todo el sistema nervioso y tu habilidad de respuesta ante situaciones cotidianas de la vida.

7. Alimentación

No tener eyaculación precoz pasa por comer sano, incluye en tu dieta alimentos y frutas como las zanahorias, espárragos, kiwi, guayaba, sandía, melón, papaya, huevos, avena, piña o cerezas. El plátano, aumenta los niveles de testosterona y aumenta la circulación, lo mejor es que es fácil de conseguir y fácil de consumirla, su ingesta te será de gran ayuda. Evita comer dulces y pasteles por su gran contenido de azúcar pueden contribuir a que tu problema se vuelva mayor.

8. Toma zumos, o jugos

Algunos por su alto contenido de ácido fólico, otros porque ayudan a la eliminación de toxinas, antioxidantes, propiedades afrodisíacas, reducen el estrés, entre  los más recomendados tenemos los de naranja, remolacha, arándanos simple, arándanos con leche, intenta tomarlos sin azúcar y en las mañanas, preferiblemente en ayunas.

La eyaculación involuntaria puede ser curada sin la necesidad de tomar medicamentos o usar cremas costosas, si te ejercitas adecuadamente, sigues una dieta baja en azúcar y te alejas de los vicios, como alcohol, cigarro o drogas, podrás tener una vida sexual normal y completamente activa, también es importante que no te desesperes y bajes los niveles de estrés y practiques ejercicio regular, salir a caminar te ayudará a liberar un poco el estrés.

La comunicación con tu pareja es sumamente importante, ya que esto es un problema que los afecta a ambos, aunque no lo creas, no debes sentirte culpable, muchos hombres hemos pasado por situaciones como esta y lo hemos logrado superar de manera exitosa.

Si sientes que tu pareja está haciendo algo que no te gusta, házselo saber, si te sientes incómodo con alguna situación, coméntaselo, si sientes que existe una posición en que eres más susceptible trata de no hacerla al principio del acto sexual.

De todo esto depende que a futuro nada afecte tus relaciones y no ser eyaculador precoz.

No permitas que este problema dañe tu autoestima, toma conciencia de lo que te pasa y afróntalo con madurez, sé constante con los ejercicios y verás que en poco tiempo recuperarás toda tu capacidad sexual y serás un experto en decidir cuando deseas eyacular, tú tendrás el poder.